Para eso trabajo: ahorrar

¿Que hacés si te cuesta?

Itaú Paraguay
3 min readMay 19, 2023

Empezar a ahorrar sin un objetivo claro, casi siempre puede hacer que termines gastando ese dinero en otra cosa. Más que ahorrar mucho, es importante ahorrar siempre, porque guardar dinero es así como correr todos los días: un hábito que requiere entrenamiento, mucha voluntad y ser constante.

Saber cuánto exactamente podés ahorrar al final del mes es el paso inicial para poder empezar, y el desafío es acabar con el mito de que “tengo todo en mi cabeza”, por lo que hay que ponerse a hacer las cuentas.

1. Ponele un monto a tu ahorro

Lo primero que tenés que hacer para comenzar a ahorrar es ponerle un valor a tu ahorro y preguntarte: ¿cuánto puedo realmente ahorrar según mi presupuesto?

Llevar un presupuesto diario te va a permitir conocer si te sobra dinero o si existe alguna oportunidad de ahorro en tus gastos y obligaciones del mes. Y para eso, tenés que revisar uno a uno tus gastos. Si no te sobra dinero, podés reducir algún gasto actual como planes de telefonía, lavado de auto, el café de la merienda. Limitar tus gastos variables como la cuenta de electricidad, agua y supermercado también pueden ser otra estrategia para poder empezar a ahorrar.

2. Reducí los deperdicios

Otro tip para empezar ahorrar es cortar los desperdicios. Muchas veces gastamos dinero sin pensar dos veces, y por eso hay que parar y analizar qué estamos haciendo.

Los desperdicios pueden estar presentes en cualquier tipo de gasto fijo, variable o innecesario. Por lo general, solo tenés que empezar a poner límites a cada uno para reducirlos. Pero antes, es necesario que tengas al día tu presupuesto, para poder analizarlo e identificar qué es un desperdicio.

Por ejemplo, el gasto de telefonía que estoy haciendo en mi celular es un gasto fijo. Si estoy pagando un plan alto en mi teléfono y no lo uso para trabajar, puedo ajustar el plan de mi evitando gastar de más.

Otro ejemplo es las salidas de fin de semana. ¿A quién no le gusta darse los gustos después de trabajar toda la semana? Un buen comienzo para ahorrar sería definir cuánto podés gastar en salidas. Así con un límite de gasto podés controlarlo e incluso quizás ahorrar más por mes. Es importante comprender que el objetivo de ahorro no significa cortar todo lo que te gusta, sino de establecer límites.

3. Usá las herramientas disponibles

Existen servicios de ahorro programado que pueden ayudarte a cumplir con tu meta mensual de ahorro.

Guardar dinero mes a mes puede ser molestoso, por eso es buena idea usar un ahorro programado. Este servicio está disponible en la web de bancos y financieras; se habilita con rápido y de forma segura, resguardando el dinero en una cuenta bancaria, y haciendo el trabajo de separar el dinero cada mes que es lo más cuesta en el día a día. Podés empezar tu ahorro de manera fácil con la ayuda de este servicio y en algunos casos hasta podés tener varios ahorros activos al mismo tiempo. Además, ganás intereses de acuerdo con los plazos y montos.

Empezar a ahorrar para un objetivo es posible cuando identificás oportunidades de reducción de gastos en tu presupuesto. Tener conciencia de cada guaraní que gastás te va a permitir estar enfocado en tus objetivos y ahorrar para lo que quieras. Cortar los desperdicios, revisar los gastos del día a día, y ver a qué podés renunciar o limitar son algunas estrategias que permiten que sobre dinero a fin de mes. Aprovechar las soluciones financieras que existen en el mercado, como el ahorro programado, puede ayudarte a empezar a ahorrar y organizar tus objetivos en cuentas diferentes, ahorrándote trabajo para cumplir tus metas.

Aprendé más escuchando nuestros podcasts acá.

--

--

Itaú Paraguay

Perfil oficial de Itaú Paraguay en Medium. Queremos compartir contigo historias que hacen bien.